Sí. Existen sandalias que combinan con todo. Al igual que en invierno compras unas botas negras, entre cómodas y elegantes y solo te las quitas para ponerte las pantuflas al llegar a casa. Existen y te las vamos a mostrar, pero que conste que escribimos este post en contra de nuestros principios, pues las sandalias representan un arcoiris de posibilidades al que no comprendemos porque alguien querría renunciar.

 

Piénsalo y haz la prueba. El mismo vestido con manoletinas, sandalias o sneakers cambia por completo tu imagen. Una minifalda puede convertirse de look casual en sexy con un poco de tacón. Unos vaqueros pueden ser tu pantalón de diario, acompañarte al pueblo o a hacer turismo con las zapatillas adecuadas, y a un evento informal, reunión de trabajo o noche de fiesta con amigas dependiendo de una u otra sandalia. El calzado lo cambia todo.

 

No obstante, igual que tenemos ese vaquero pitillo y esas botas negras en invierno, aceptamos que estés buscando unas sandalias que cumplan su función en primavera-verano, siempre y cuando no sean las únicas que tengas.

 

Con el buen tiempo, se inaugura una época llena de planes de “me visto y voy”. Se impone la improvisación y durante unos meses, el ocio vence a la pereza post trabajo. La verdad es que no cuesta ningún esfuerzo salir a la calle, dar un paseo, sentarse en una terraza… en definitiva, los pequeños placeres de la vida. Una ducha rápida y un poco de espuma y puedes salir incluso con el pelo mojado, y sentir el sol en el rostro… ¡y en los pies! Y para estas benditas prisas por encontrarnos con nuestros amigos o salir con nuestra pareja, es necesario contar con un calzado veraniego de fondo de armario, unas manoletinas o sandalias que sean cómodas y estilosas, sin pensar demasiado en el resto del look. Queremos vestirnos rápido, informales pero cuidadas, con vestido o pantalón vaquero, con blusa fina o camiseta básica, camisa de botones o falda midi… súmale esas sandalias cómodas, prácticas y bonitas y una barra de labios saliendo a escena en el espejo del ascensor, e iremos monísimas a cualquier parte.

 

Pues bien, sin más dilación, ¡las tenemos! Se llaman sandalias pala, y son el estilo más vendido en las franquicias de moda habituales verano tras verano desde hace tres años. Su éxito radica precisamente en su versatilidad, se admiten en cualquier circunstancia, pero es que además son muy fáciles de poner y quitar y al ser abiertas y planas, resultan cómodas para todo tipo de pies. No es extraño que se agoten rápido. Son bonitas, combinables y económicas. Claro que las sandalias planas tienen sus inconvenientes.

 

Uno de los principales problemas que encontramos con el calzado de verano es justamente el de este modelo de sandalia, su suela fina y completamente plana. Las suelas duras y rígidas pueden incrementar el impacto que tienen nuestras pisadas en el cuerpo, perjudicando nuestra salud y sacrificando nuestra comodidad.  Los golpes al andar que no absorbe el zapato, los encaja la planta del pie, las rodillas, la cadera o la espalda. Igual que no iríamos con chanclas de playa a pasear por la ciudad no deberíamos comprar cualquier sandalia plana bonita y combinable sin tener en cuenta la calidad del material que estará en contacto directo con nuestra piel, ni la ergonomía que cuida nuestro bienestar.

 

En Raquel Pérez nos preocupamos de estos aspectos tanto como del diseño. Incorporamos siempre un mínimo de grosor en la suela de todas las sandalias para ganar esa pequeña distancia con el suelo que necesita cualquier calzado, incrementando la altura medio centímetro en la parte del talón. Además, la plantilla de gel integrada amortigua tus pisadas para que el pie no camine sobre una superficie rígida e inflexible y el peso del cuerpo se apoye en los puntos adecuados de la planta del pie.

 

Así sí, ¡son cómodas!

 

Si pese a todos estos argumentos, no te convencen las sandalias pala más vendidas, ¡Enhorabuena! Significa que tu gusto es diferente y particular, y para gustos están los colores… y los zapatos. Quizá prefieras el tacón, las tiras, las sandalias de esparto o romanas, la comodidad de las sandalias franciscanas, el estilo de la plataforma o con cuña. Tenemos más de trescientos diseños hechos en España y de la máxima calidad para vestir a tu gusto cada día de esta primavera. Y del verano, y del otoño…

 

La comodidad es un derecho en cualquier época del año.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento de aceptación de nuestra política de cookies.